Escape de agua en la calefacción

Cuando se detecta la presencia de un escape de agua en la calefacción ya sea por el suelo, los radiadores o convectores, ocurre cuando uno se ve obligado a recargar frecuentemente la presión del agua en la caldera. Los rellenos de agua la caldera a veces se introducen las impurezas en el intercambiador de calor y aumenta el consumo de gas antes de llegar a la temperatura preestablecida. Cabe señalar que en caso de que experimentan una mancha de humedad en la pared , no necesariamente puede aparecer en las proximidades de la punta del tubo.
Es conveniente realizar algunas comprobaciones sencillas antes de llamar a los mantenedores de calefacción:
aire en la calefaccion

-Comprobar si hay signos de humedad o incluso pequeñas áreas de la humedad persistente en las paredes de la casa, en las áreas de zócalos y techos.
-Comprobar que las juntas entre los elementos del radiador estén secas con una toalla de papel,
-Prestar especial atención a la zona bajo el radiador, las salidas de aire, válvulas y detentores del cierre.
-Siempre con una toalla de papel llevar a cabo la misma operación en las válvulas de purga automática de aire que deberían haber sido instalados en los puntos altos del sistema, como en falsos techos o buhardillas.
-Verificar humedades en la caldera o en el colector.

Una prueba adicional sino es posible detectar un escape de agua en la calefacción consistiría contactar con el servicio de asistencia técnica de la caldera para controlar el vaso de expansión de la caldera , las válvulas de seguridad, componentes diversos, sellados de la caldera si alrededor se presentan restos de cal. Si todavía no puedes encontrar ningún signo de la pérdida de estas pruebas iniciales y la presión sigue cayendo entonces la pérdida podría estar en el circuito y ahora es el momento de ponerse en contacto con el mantenedor para investigar la ubicación de la fuga y evitar la realización de demoliciones de forma aleatoria.
Una pequeña consideración; un pequeño orificio de la medida de la punta de una aguja puede reducir la presión del sistema en unas pocas horas y que este tipo de fuga requiere el modo de detección específica. No subestime también el hecho de que si una caldera sigue siendo recargada de agua para reponer una pérdida con el paso del tiempo se acumulará mayor cantidad de cal en el intercambiador, ya que de tanto renovar el agua de cada relleno aporta un agua que tiene la función de obturar de cal las tuberías. Después de ver de forma rápida y eficaz como detectar un escape de agua en la calefacción dejamos un enlace de interés: La muerte dulce. Aparte dejamos un vídeo de una fuga de agua en la calefacción.