Guía de la calefacción

Aunque estemos en época de verano no ponemos la calefacción pero no esta de más otros sabios consejos reflejados en nuestra guía de la calefacción.
Con la llegada del invierno gana peso la factura de gas pero por otro lado puede reducirse el consumo si adoptamos comportamientos más racionales.Para estar caliente en invierno la calefacción es uno de los principales gastos de la vivienda,estimándose que cada unidad familiar consume anualmente unos 1300/1500 euros en la factura,pero hay que añadir un supuesto cambio de cambio de la caldera y el mantenimiento anual.Por eso es recomendable usar de forma moderada la calefacción.A continuación mostramos los sabios consejos para reducir el gasto de calefacción:

Ajustar la temperatura de la calefacción:

Ajustando la temperatura a 19°C de la calefacción en lugar de los 20ºC-22°C se consigue reducir el trabajo de la caldera ya que un grado de diferencia no reduce el confort,pero reduce el gasto.Para estar cómodo es recomendable usar ropa ya que hay menos necesidad de aumentar la temperatura y estar por casa semi desnudo es un lujo.

Dejar libres los radiadores:

No hay que cubrir los radiadores,muebles o tapicería ya que el calor se propaga mejor en las estancias con los radiadores al descubierto.Este tema es importante para seguir la guía de la calefacción ya que en el caso de calderas individuales con termostato ambiente este hecho aumenta en gran medida el consumo de gas para calefactar la vivienda.

Posición de ventanas y persianas:

Es recomendable tener bajadas las persianas ya que evita la dispersión del calor interior a través de los cristales,en cambio es mejor invertir en carpintería de aluminio tipo «CLIMALIT» ya que al tener dos cristales con capa de aire entre ambas no se pierde calor. Guía de la calefacción no abrir las ventanas cuando la calefacción está en marcha ya que es una pérdida inútil de calor dejando entrar el frío con lo que se traduce en que se está consumiendo gas de forma innecesaria.
Los marcos de las ventanas que sean de doble ya que las que solo tienen un acristalamiento disipan el calor interno fácilmente hacia el exterior. Por este motivo en el mercado se dispone de doble o triple acristalamiento ya que alternan más capas de vidrio para separar el exterior desde el interior.

Purgar los radiadores:

Guía de la calefacción

Guía de la calefacciónHay que tener en cuenta en la Guía de la calefacción que es necesario purgar los radiadores al principio del invierno ya que el aire impide la circulación del agua caliente,manteniendo fríos los radiadores.Es muy sencillo ya que es tan simple como coger un vaso y un destornillador plano pequeño llamado en el argot del mantenedor «un cabezón».Nos dirigimos a todos los radiadores y abrimos el tornillo hasta que salga el agua. Hay que repetir la operación de 2 a 3 veces la operación todos los radiadores durante la primera semana al menos pero siempre en frío ya que el aire está localizado en los puntos más desfavorables según la Guía de la calefacción.

Revisión anual de la caldera:

Por los menos una vez al año hay que mantener limpia y regulada la caldera por técnicos expertos lo que permite una mejor eficacia de la caldera y reducir los gastos en consumo de gas durante el invierno. Por norma es mejor llamar en septiembre porque las empresas especializadas no están en el auge de la temporada y pueden dedicarse de forma más exhaustiva al mantenimiento.

Apagar la calefacción por la noche:

Es recomendable apagar la caldera al irse a dormir y ajustar el termostato para que se encienda un par de horas antes de levantarse por lo que éste es el consejo sabio nominado en la guía de la calefacción. En el supuesto caso de una ausencia prolongada es mejor desconectar la caldera o en previsión de tener claro a que hora se llegará al domicilio es programar el termostato para que se encienda antes de volver.En el mercado hay temporizadores diarios,semanales y mensuales para poner la calefacción a la carta y no hay que dudar en apostar por TERMOSTATOS HONEYWELL.

Habitaciones sin calefacción:

Cerrar los radiadores donde hay habitaciones vacías ya que si son poco frecuentadas es recomendable cerrar el flujo de agua del radiador para que se concentre el calor en entornos más necesarios de la vivenda. Explicado de otro modo es que por ejemplo las habitaciones llenas de trastos,bicicletas,enciclopedias del abuelo,muebles viejo,etc… no es necesario calentar las arañas, pòr lo que se reduce el trabajo de la caldera y el consumo de gas.

Es recomendable en la Guía de la calefacción insertar paneles detrás de los radiadores y si el bolsillo lo permite colocar láminas aislantes en las paredes ya que se transmite este calor que viene del radiador hacia el centro de la estancia y se reduce la pérdida de calor a través de la pared.
En casas a los 4 vientos es conveniente aislar el exterior de las paredes con paneles aislantes como piedra,maderas de exterior,etc… teniendo una atención especial a la orientación al norte de las paredes ya que son más frías.
Guía de la calefacción en caso de no poder cambiar las ventanas hay que aplicar películas aislantes transparentes ya que es una opción más barata que el marco doble con lo que consigue reducir pequeñas pérdidas de calor a través de las ventanas,siendo una solución temporal menos eficaz en la retención de calor que el «CLIMALIT».
Con una mínima inversión se puede aislar el cajón de la persiana enrrollable,en caso de torres,adosados,chalets con lo que se consigue reducir las corrientes de aire.
También hay que aislar puertas y ventanas ya que cada abertura equivale a una pérdida de calor y mayor consumo de gas.

Válvulas termostáticas para calefaccion:

Siguiendo los consejos de la Guía de la calefacción dichas válvulas termostáticas en los radiadores se pueden instalar de forma fácil en el sistema de la calefacción ya que permite ajustar la temperatura en todas las estancias tan pronto como se alcance la temperatura prefijada. Estas válvulas proporcionan un ahorro de hasta un 10% en el consumo de gas pudiéndose instalar en calefacciones centralizadas como independientes.

Calderas eficientes:

Es recomendable mantener la eficiencia de la caldera mediante revisiones periódicas y en caso de sustitución se debe comprar una caldera condensación ya reducen las emisiones contaminantes y el consumo de gas.
Unidad de control de temperatura.Hay posibilidad de instalar paneles solares y colectores solares combinados con éstas calderas. Para intentar reducir el gasto de calentar el ACS es posible instalar un sistema solar en el interior de las casas siendo los rendimientos excelentes.
La caldera de condensación aprovecha el calor de los gases quemados lo que logra una mayor eficiencia del 30% comparándola con una caldera tradicional.
Después de haber leído esta guía de la calefacción dejamos un enlace de interés que junto a lo aprendido en el artículo de hoy se consigue un ahorro 100% con la calefaccion suelo radiante.