Pack Solar Saunier Helioset

Instalaciones solares fotovoltaicas

Introducción


Vamos a explicar en varios artículos en que consisten las instalaciones solares fotovoltaicas. Los paneles solares son aparatos que permiten la conversión de energía de la irradiación solar en energía térmica, es decir, permiten, a través de la exposición de los rayos solares sobre la superficie de los paneles, el aumento de la temperatura de un fluido (generalmente agua), con el cual se puede obtener energía para calentar, a su vez, instalaciones como acumuladores, etc.

Instalaciones solares fotovoltaicas

Elementos de teoría: luz solar y energía

La luz solar está compuesta por un haz de ondas electromagnéticas que no mantienen una dirección rectilínea en el tiempo pero se propagan a través de “ondas” de energía: estas ondas presentan “picos”, la distancia entre estos “picos” se llama “longitud de onda” para que las instalaciones solares fotovoltaicas puedan dar su rendimiento

Amplitud

Distancia

recorrida

la onda 1 longitud de onda 1 más baja respeto a 2 de la onda 2

Longitud de onda y frecuencia son inversamente proporcional, esto significa que la onda 1 tendrá una frecuencia inferior a la de la onda 2.

Estas longitudes de ondas se clasifican en grupos, según las propias “magnitudes”, es decir la distancia entre las unas y las otras: esta clasificación compone el “espectro electromagnético”:

ulravioleta

visible

bajo infrarrojo

alto infrarrojo

0,3

0,4

0,75

3

[=m]

La luz solar, constituida por este “haz” de ondas electromagnéticas, transporta una cantidad de energía E en la superficie de un cuerpo expuesto al sol que es el principio de las instalaciones solares fotovoltaicas. las longitudes de ondas características de la luz solar están incluidas entre 0,3 y 3.

La cantidad de energía E es, por lo tanto, la radiación incidente global sobre una superficie horizontal, que está constituida por la radiación directa (que llega perpendicularmente del sol) y por la radiación difundida (que llega desde todas las direcciones del cielo, y es la radiación solar “desviada” de su recorrido directo y que de todos modos alcanza la superficie horizontal del cuerpo).

La superficie de un cuerpo puede:

  • absorber estas radiaciones solares con un porcentaje de la energía inicial E.

  • transmitir estas radiaciones solares con un porcentaje de la energía inicial E.

  • reflejar estas radiaciones solares con un porcentaje de la energía inicial E.

Evidentemente la suma de las radiaciones absorbidas / transmitidas / reflejadas deben ser equivalentes a la radiación incidente originaria, por lo tanto debe ser válida la relación

100%

Además se necesita considerar que estos coeficientes  son variables con referencia a particulares longitudes de onda 

Después de haber visto el primer artículo de las instalaciones solares fotovoltaicas dejamos en enlace de interés: energia solar en España.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.