Monóxido de carbono

El monóxido de carbono se libera como producto de la combustión de calderas de gas,estufas,hornos, electrodomésticos, automóviles y chimeneas. Los efectos del CO varían entre diferentes personas, dependiendo de factores tales como la edad y la salud.
La exposición a niveles bajos de monoxido de carbono se suelen asimilar con los síntomas de la gripe como mareos,fatiga y dolores de cabeza.Unos niveles extremadamente altos de CO pueden incluso producir una muerte. Puesto que el CO es imposible para un ser humano para detectar a través del olfato o la vista del ojo humano, este gas tóxico se puede acumular a los tipos peligrosos. Los que sufren de enfermedades del corazón y respiratorias,embarazadas y los fumadores serán los más afectados por la presencia de CO.Las mascotas y los niños son más afectados que los adultos y experimentarán síntomas antes porque sus corazones son más pequeños y sus tasas respiratorias son más rápidas.
A continuación mostramos los porcentajes de monoxido de carbono según el uso:

Monóxido de carbono

Monóxido de carbonoResidencial:
Los niveles promedio de monóxido de carbono en las viviendas que no utilizan calderas de gas, equipos de calefacción, etc, pueden ser tan bajas como 0,5 ppm (partes por millón), pero en las viviendas con aparatos con un mantenimiento adecuado como cocinas, sistemas de calefacción, etc… pueden alcanzar hasta 15 ppm.
Hay muchas fuentes potenciales de CO2 (dióxido de carbono) en un hogar que no pueden ser detectados con normalidad como orificios de ventilación en el interior, las chimeneas y las fugas de los aparatos.

Comercial:
El nivel ideal de monoxido de carbono es de 0 ppm pero los niveles de hasta 9 ppm son aceptables en las oficinas,aunque su presencia pueda ocasionar efectos graves para la salud, tales como falta de aliento, náuseas y confusión.Además factores menores como el tráfico de los coches puede llegar a afectar a la cantidad de CO en las oficinas de la ciudad.
Debido a la peligrosidad de este gas letal algunos países están trabajando en una legislación que exija detectores de monoxido de carbono en las zonas de uso público,edificios,hoteles,restaurantes, y centros comerciales por lo que es importante que las personas que asisten a estos lugares sean conscientes de los síntomas causados ​​por niveles peligrosos de monóxido de carbono.
Enlace de interés:Tarifa de gas más barata.