Puesta en marcha caldera

Con el presente manual desde caldera-condensacion.es tratamos de establecer unas pautas generales para que un usuario que disponga de calefacción pueda utilizar su instalación.Es imprescindible completarlas con las que recomienda el propio manual del fabricante de la caldera y sobretodo hay que tener en cuenta que el usuario es el responsable del buen mantenimiento de la instalación.
Es necesario que la puesta en marcha caldera sea objeto de una adecuada atención en los siguientes aspectos:
-Seguridad.
-Prevención de averías y accidentes.
-Rendimiento y adecuación al uso.
-Protección del medio ambiente.
Un mantenimiento preventivo anual es garantía de buen funcionamiento y por lo tanto de una mayor vida útil de la instalación.
Los locales o viviendas donde se sitúan las calderas estarán especialmente calculados en lo que se refiere a dimensiones, ventilación, extracción de humos y gases, distancias de seguridad, longitud, diámetro y trazado de conductos,etc… por eso en caso de cualquier modificación que se quiera realizar aconsejamos que la consulta con una empresa instaladora a tal efecto.
Las intervenciones que fueran necesarias sólo se deben realizar por el S.A.T de la caldera o con una Empresa Autorizada al menos con periodicidad anual,las convenientes operaciones de control de combustión y funcionamiento correcto de la instalación.Además se tiene que realizar la puesta en marcha caldera si fuese necesario,limpieza de quemador,caldera, chimenea, intercambiador, etc. ya que estas operaciones contribuyen de forma decisiva a mantener el funcionamiento con las condiciones iniciales, con el consiguiente ahorro energético y mejorando de las condiciones medioambientales.

Puesta en marcha caldera

Puesta en marcha caldera
Pasos a seguir para una correcta puesta en marcha caldera el usuario deberá controlar los siguientes controles de funcionamiento:
-Comprobar de forma periódica la presión del agua en la instalación ya que todas las calderas incorporan un manómetro en el panel de mandos que indica la presión del agua.La presión puede ser distinta en función de las características de la instalación ya que no es lo mismo un piso de 45m2 a una de 220m2 con lo cual éste último caso requerirá un vaso de expansión anexo.Las variaciones que se observan en los períodos de invierno,dentro de los márgenes MÍNIMO/MÁXIMO ,son normales debidas a la dilatación del agua por efecto de la temperatura.
Por norma general en la puesta en marcha caldera no se debe proceder a vaciar la instalación de forma repetitiva ya que los llenados y vaciados frecuentes pueden redundar en un rápido deterioro del circuito de calefacción,pero un dato importante es que la instalación de calefacción está de agua y para evitar roturas por heladas,si por algún motivo no se va a vivir en la vivienda se recomienda que se vacíe para evitar posibles roturas a causa de las heladas sobre todo en invierno.
-Para vaciar el agua de la instalación hay que hacer uso del vaciado situado en la caldera o bien en un radiador provisto de dicha llave de vaciado.
Las calderas que van ubicadas en el exterior,por norma general y cada vez en mayor uso,cuentan con una seguridad anti-heladas que se dispara y pone en marcha la caldera cuando la temperatura desciende por debajo de un valor de tarado determinado valor,pero solo funcionará en los siguientes casos:
-Suministro de gas contratado y llaves de gas abiertas,(maneta paralela al tubo ON y en cruz OFF).
-Suministro eléctrico contratado y la caldera conectada a la luz.
-Se haya realizado la puesta en marcha caldera y esté funcionando.
Si no existiera cualquiera de estos requisitos dicha seguridad no funcionará por lógica.

-En caso de épocas con fuertes heladas,es recomendable,dejar correr el agua por la instalación dejando abierto un grifo de agua fría para evitar la formación de hielo en las tuberías.En caso de tuberías de calefacción por el exterior se recomienda que estén aisladas con coquilla aislante y además introducir anticongelante en el agua. En la puesta en marcha caldera otro paso es comprobar la ventilación existente en la estancia donde está ubicada la caldera,cuidando que las rejillas de entrada y salida de aire estén libres de obstáculos para que puedan proporcionar la suficiente cantidad de aire para crear una combustión correcta,así como una buena evacuación de los productos de la combustión.Este caso es para aparatos atmosféricos que toman el aire del propio local en el que están ubicados y sin tapar nunca estas rejillas aunque haya mucho frío en el exterior.Esto es una seguridad para el usuario ya que podría existir riesgo de intoxicación por monóxido de carbono pudiendo ser letal para la salud humana.
En cambio con las calderas estancas no existe este problema ya que al no tomar el aire del propio local lo toman directamente del exterior por un conducto adecuado.Pero de todos modos no se debe olvidar que existe una instalación de gas en el local por lo que la función de las rejillas pasa de ser de renovaciones de aire a permitir la evacuación del gas en el caso de una eventual fuga del mismo.
CHIP CONDENSING 32 S
Inspección de la red de tuberías para una correcta puesta en marcha caldera:
El mantenimiento de las tuberías se limita a la pauta reflejada anteriormente en el sentido de no vaciar la instalación de la calefacción con el fin de no renovar el agua existente para evitar la formación reiterada de depósitos de cales y sólidos en suspensión o disueltos, introducción de aire también disuelto,etc…Otro aspecto importante es que las tuberías que sean aéreas deberán cuidarse de golpes verificando los soportes de las mismas.

-Inspección de los radiadores:
Los radiadores deben disponer de una llave de corte y detentor,en caso de bitubular, y una sola llave en el caso de instalación monotubular.Con estas llaves se permite independizar y desmontar el radiador así como proceder a la correcta regulación y equilibrado de la instalación.Si un radiador no llega a calentar hay que asegurarse de que la llave está abierta.Un dato importante es regular los radiadores de las habitaciones que no se utilicen ya que se ahorrará energía con la puesta en marcha caldera y no cubrir ni revestir los radiadores,pues reducen su emisión de calor en más de un 30%,según los casos.
Los radiadores incorporan un purgador manual que se manipula con un destornillador y permite la eliminación de las bolsas de aire que existan en el radiador o en el caso de que un radiador no caliente o produzca ruido.
Hay que realizar en la puesta en marcha caldera la operación con la instalación en frío y la caldera parada hasta que deje de salir aire y salga una pequeña cantidad de agua,pero pudiera ser que después de purgar sea necesario introducir agua en el circuito de calefacción.En este caso hay que consultar el manual de la caldera para realizar esta operación y se deberá observar que el manómetro de la caldera se mantiene entre los límites señalados.
En el caso de instalaciones bitubulares,es contraproducente el manipulado de los detentores ya que éstos se regulan en la puesta en marcha para un correcto equilibrado de la instalación y por último se observará el estado de los soportes de los radiadores,la pintura de los mismos,procediendo a su reparación si fuera necesario.

-Regulación:
Todas las calderas disponen en el panel de mandos un termostato que regula la temperatura de impulsión de agua a radiadores y una vez fijado durante la puesta en marcha caldera no es conveniente su manipulación ya que se cambiarían las condiciones de trabajo de la caldera.Para regular la temperatura en la vivienda deberá existir un termostato de
ambiente,colocado en local más característico, o en el de mayor carga térmica de la vivienda y actuando sobre él se podrán modificar las aportaciones caloríficas y obtener la temperatura de confort deseada.
Si la instalación es antigua y no tiene termostato de ambiente se recomienda que un instalador que se lo coloque.
En la puesta en marcha caldera la temperatura de diseño de su instalación puede variar entre 18ºC y 22ºC entre las cuales deberá estar colocado el indicador del termostato de ambiente pero la temperatura de diseño, y por lo tanto la recomendada, es de 20ºC a 21ºC.
Cabe recordar que las instalaciones de calefacción no se diseñan para conseguir la temperatura que aleatoriamente deseemos sino para mantener una adecuada temperatura de confort y se recomienda encender la calefacción de 8H a 10H horas con la instalación de calefacción a 80ºC cuando en el exterior se registren temperaturas moderadas,entre 5ºC a 10ºC.Pero con temperaturas exteriores muy bajas se debería encender de 10H a 12 H la calefacción.

-Inspección de la instalación de gas para una correcta puesta en marcha caldera:
El gas se suministra por las compañías desde una red general exterior,como gas natural o gas propano canalizado, o bien en bombonas como gas butano o propano.En el primer caso el gas circula hasta el interior de la vivienda por conductos especialmente preparados para ello y se dispondrá de un contador que mide el consumo individual.
El usuario es responsable del mantenimiento y de la correcta utilización de la instalación interior de gas de su
vivienda y de todos los aparatos de gas que tenga conectados.El gas en su estado natural es inodoro y se odoriza para su distribución de forma que sea detectable al olfato en caso de fuga de gas.
Mostramos algunas recomendaciones de uso, conservación y mantenimiento:
1-Conservar los aparatos de gas en buen estado y si alguno no funciona correctamente avisar al SAT.
2-Por su seguridad,si se acristala la terraza o tendedero y dicha terraza ubica de un aparato a gas no hay que olvidar abrir rejillas de ventilación al exterior.
3-Cerrar la llave general de paso de gas y las llaves de corte de los aparatos en caso de ausencias prolongadas.
4-No hay que realizar ninguna modificación en la instalación sin el consentimiento de la compañía suministradora de gas.
5-Si desea suministrar gas a otros aparatos distintos a los están instalados,la instalación la debe realizar una empresa autorizada en la puesta en marcha caldera.
6- El gas natural es menos denso que el aire y en caso de fuga se concentra en las partes altas y las rejillas de ventilación permiten en caso de una fuga del mismo la evacuación de las posibles bolsas de gas.
7-El gas propano y el gas butano son más densos que el aire y por tanto en caso de fuga se concentran en las partes bajas y del mismo modo que con el gas natural,las rejillas de ventilación permiten la evacuación de este gas en caso de una eventual fuga.
8-Las bombonas de gas de reserva estarán siempre de pie,ubicadas en lugar ventilado y lejos de fuentes de calor. Se evitará situarlas en espacios subterráneos,escaleras, pasillos o donde puedan entorpecer el paso.

En caso de emergencia de fuga de gas es aconsejable:
A-En caso de avería de la bombona o del regulador no hay que manipular sino hay que llamar al servicio de asistencia técnica de su distribuidor.
B-Si detecta olor a gas hay que actuar con rapidez de la siguiente manera:
-No enciender la luz,ni pulsar timbres, ni accionar interruptores ni aparatos eléctricos ya que cualquier chispa podría provocar un incendio o una explosión.
-No hay que encender cerillas ni fumar y no se debe jamás buscar la fuga con una llama en la puesta en marcha caldera.
-Abrir las puertas y ventanas para que la zona se airee y se creen corrientes de aire que faciliten la salida del gas.
-Cerrar los mandos de los aparatos y la llave general de paso de la instalación de gas.
-Si el escape se debe a una avería y no a un mando que se haya dejado abierto no hay que abrir la llave general sino que se avisa inmediatamente a una empresa instaladora de gas autorizada o al servicio de urgencias de la compañía
suministradora de gas.
-Si el olor a gas es percibido fuera de la vivienda avisar al servicio de urgencias de la compañía suministradora.
Dejamos un enlace de interés: Oferta caldera de condensación.